Nueva York lanza su marca de preservativos

Jon

La alcaldía de Nueva York aprovechó el Día de San Valentín para lanzar su propia marca de preservativos gratuitos (NYC Condoms), con la que pretende combatir el SIDA en la ciudad, que cuenta con el mayor número de infectados de EEUU.

En la jornada más romántica del año, el Departamento de Salud del Ayuntamiento de la ciudad lanzó el primer preservativo que explotará en su envoltorio la marca Nueva York, a través de un diseño novedoso que mezcla la simbología y los colores de las diferentes líneas del metro de la ciudad.

“Las marcas funcionan para aumentar la distribución y el uso de ciertos productos, por eso estamos convencidos de que la marca Nueva York ayudará a hacer los preservativos más atractivos para todo el mundo”, aseguró en el acto de presentación el comisionado de Salud de Nueva York, Thomas R. Frieden.

En Nueva York hay actualmente más de cien mil afectados por el virus del SIDA, lo que la convierte en la ciudad estadounidense con mas número de infectados.

El Ayuntamiento de Nueva York, gobernado por Michael Bloomberg, se planteó hace tiempo la meta de disminuir la tasa de afectados por SIDA y otras enfermedades venéreas, y lo cierto es que, desde 2005, el Departamento de Salud reparte condones gratuitamente por diferentes centros de salud de la ciudad para lograr tal objetivo.

Nueva York baraja datos que aseguran que en 2006 unos cien mil neoyorquinos no utilizaron el condón en sus encuentros sexuales esporádicos, por lo que su mayor preocupación es que “los preservativos lleguen a todo el mundo y se puedan localizar en cualquier punto de la ciudad”, según el comisionado.

Los profilácticos se pueden encontrar ya en cerca de 800 organizaciones locales de toda índole, desde clínicas y centros de salud hasta restaurantes, bares, discotecas y tiendas de ropa.

Próximamente también se podrá encontrar una línea de ropa interior masculina y femenina con el mismo diseño de los envoltorios y con bolsillos para guardar los profilácticos.

Nueva York sigue siendo, junto a San Francisco, una de las regiones norteamericanas con mayor comunidad homosexual, por lo que parte de la campaña hará especial hincapié en las zonas de la ciudad frecuentada por miembros de esa comunidad.

Hill recordó que “el SIDA puede afectar a cualquiera, independientemente de su raza, religión u orientación sexual. Pero los datos indican que el riesgo es más alto para algunos grupos”.

Por esta razón, la nueva campaña del Departamento de Salud sobre los nuevos preservativos utilizará, además del inglés, el español, con un eslogan que rezará “Nueva York ¡Póntelo!“.

Los comentarios están cerrados

Deja un comentario

Debe identificarse para enviar un comentario.