Fumar y beber

Las normas en cuanto al tabaco se refiere, son muy estrictas en Nueva York y practicamente no se puede fumar en ningún sitio público: medios de transporte, restaurantes, hoteles, bancos, estadios y en ningún lugar con capacidad para más de 50 personas.

En cuanto al consumo de alcohol pasa algo parecido, está totalmente prohibido beber alcohol en sitios públicos. Si un policía te ve bebiendo en una calle o parque te puede sancionar.